Flor es originaria de San Andrés Larráinzar, Chiapas, donde, con el telar de cintura, crean el bordado que lleva el nombre de este pueblo. Siempre con mucha disposición y amabilidad, además de ser artesana, junto con toda su familia, el negocio de la venta de artesanías es su sostén. El Bolso Allende es un clásico que se ha reinventado a sí mismo varias veces. Al estar hechos en telar, prácticamente no generan residuos, están teñidos con tintes naturales y son muy resistentes, ideales para quienes, como nosotras, llevamos la vida entera en el bolso.

También te podría interesar...